.

Siempre recordamos la importancia de mantener en buen estado nuestra salud bucodental y, por supuesto, eso incluye a las encías. Es fundamental prestarles la atención que requieren, ya que, en el momento en que surge algún problema con ellas (sangrado gingival, periodontitis, aftas, heridas, inflamación o dolor), suelen complicarse en un período de tiempo bastante corto.

Aunque son las eternas olvidadas en nuestra salud oral, juegan un papel fundamental en nuestra dentición, ya que son las encargadas de soportar nuestras piezas dentales. Por eso, desde Clínica de Estética Dental Dr. Plaza, tu centro de salud oral en A Coruña, queremos darte unos consejos para mantenerlas fuertes y sanas. ¡Toma nota!

 

Realiza un buen cepillado dental

Mantener una correcta higiene bucodental diaria es la base para conseguir unas encías sanas y fuertes. No obstante, es importante recordar que toda la superficie de la boca puede acumular bacterias, por lo que no es suficiente con limpiar los dientes, sino que el cepillado debe cubrir también las encías, la lengua y las mejillas interiores. ¡Que tu cepillo no deje ni un hueco!

Complementa tu higiene oral

Aunque puedas pensar que sí, ¡el cepillado no es suficiente! Es fundamental eliminar las bacterias que aún quedan en tu boca, utilizando para ello seda dental o cepillos interproximales, así como un colutorio recomendado por tu dentista. ¡Recuerda que no cualquiera sirve!

Deja de fumar

¿Sabías que la probabilidad de sufrir una enfermedad periodontal en las personas fumadoras es hasta cuatro veces mayor que en las no fumadoras? Cuidar de tus encías implica reducir su consumo o tratar de eliminarlo de tu día a día. Desde Clínica de Estética Dental Dr. Plaza, ¡te animamos a ello!

Cuida tu alimentación

Algunos alimentos, en especial frutas como la manzana, estimulan la circulación de la sangre de las encías con su masticación, a la vez que les aportan vitaminas esenciales para su bienestar.

Así mismo, una dieta rica en vitamina C aporta colágeno a nuestro tejido gingival. La naranja, el limón, el kiwi, el pimiento rojo, el brócoli o la papaya son algunos de los alimentos ricos en ella, ¡así que no te olvides de incorporarlos a tu dieta!

Por otro lado, una dieta con alto contenido en vitamina D y calcio ayuda a que nuestras encías y dientes sean mucho más resistentes a infecciones como la gingivitis. Más allá de los lácteos, las espinacas, los garbanzos, los calamares y la col también son ricos en ellas.

¡Es hora de mejorar el estado de salud de tus encías con una alimentación saludable!

La prevención puede ser tu mejor aliada

Aunque incorpores todas las medidas anteriores a tu rutina, acudir a tu dentista de confianza con frecuencia es la mejor opción para mantener unas encías sanas. Nuestro equipo se encargará de detectar posibles anomalías en tu tejido blando y cavidad oral, de forma que podamos tratarlas lo antes posible y así evitar futuras complicaciones.

 

¡Pide cita y apuesta por tu salud oral al completo!