.

Si algo tenemos claro, es que la sonrisa nos acompaña toda la vida. Pero eso no significa que debamos darlo por hecho y empezar a preocuparnos por ella solo cuando surgen problemas. De hecho, la mayoría de problemas orales propios de una edad avanzada se pueden llegar a prevenir si se cuida el bienestar de la boca desde el principio. Ya que en Clínica de Estética Dental Dr. Plaza llevamos años preocupándonos por la salud oral de los mayores en A Coruña, queremos explicarte todo lo que puede sucederle a la boca una vez se superan los 65 años.

En ocasiones puede ser difícil distinguir un problema bucal del deterioro fisiológico inevitable por la edad y, por eso, siempre resaltamos la importancia de las revisiones periódicas. No obstante, hay una serie de problemas bucodentales que se repiten con frecuencia en edades avanzadas, aunque, con un tratamiento eficaz, se puede lograr una buena calidad de vida. ¡Te lo explicamos!

Desarrollo de caries a una edad avanzada

Aunque siempre se suele asociar a los pacientes más pequeños, la caries es una de las patologías bucodentales más frecuentes también en personas mayores. Puede aparecer como consecuencia de una higiene oral insuficiente, una alimentación inapropiada o por la ingesta continuada de determinados medicamentos. Además, los adultos mayores suelen producir menos cantidad de saliva, un agente que combate las caries. Lo mejor para evitar esta dolencia y el deterioro de los dientes es cepillarse exhaustivamente y siempre con un dentífrico que contenga flúor.

Enfermedad periodontal en personas mayores

Esta patología puede aparecer en cualquier etapa de la vida, pero, cuando nos hacemos mayores, las encías tienden a retraerse. La enfermedad periodontal afecta, precisamente, a los tejidos que soportan el diente, la propia encía y el hueso alveolar. La zona se inflama y pueden llegar a desprenderse las piezas dentales afectadas. Por lo tanto, las visitas periódicas al dentista son claves para la detección precoz de este problema.

Sensibilidad dental

Al retraerse las encías, el diente queda más expuesto, por lo que el paciente puede experimentar molestias al tomar alimentos fríos, calientes, ácidos o dulces.

Pérdida dental en personas mayores de 65 años

Como consecuencia de los problemas que hemos nombrado anteriormente puede aparecer el edentulismo, es decir, la pérdida de una o más piezas dentales de la cavidad bucal. Una persona necesita mínimo 20 piezas dentales para llevar a cabo una masticación eficaz. En la mayoría de los casos, los adultos mayores optan por las prótesis dentales fijas para recuperar la funcionalidad de su boca, aunque también existen otras soluciones, como implantes unitarios o puentes.

Si ya has cumplido 65 años o, simplemente, consideras que estás sufriendo alguno de los problemas bucodentales anteriores, ¡no dudes en contactar con nosotros!