.

Dentro de las posibilidades para restaurar la salud de nuestra boca cuando tiene lugar la pérdida de una pieza, los implantes son una de las soluciones con mayor tasa de satisfacción en pacientes, y más aún si se apuesta por nuestras prótesis dentales fijas en A Coruña. All-On-4 es la opción más estética y funcional para aquellos pacientes que necesitan reponer gran cantidad de piezas en una de las arcadas, aunque estas prótesis también requieren un mantenimiento mínimo para que nos acompañen durante muchos años en las mejores condiciones. Como expertos en esta área, queremos explicarte algunas pautas habituales sobre cómo cuidar y mantener esta solución. ¡Vamos a ello!

¿Qué normas de higiene y mantenimiento se deben seguir para cuidar las prótesis fijas?

Una vez finalizado el proceso completo de implantología, podemos disfrutar de una boca plenamente funcional y operativa sin problema. No obstante, hay algunos consejos que conviene tener en cuenta, como sucedía con nuestros dientes naturales, para conservar las prótesis en las mejores condiciones:

Evitar utilizar los dientes para partir alimentos —u aquello que no sean alimentos—excesivamente duros. Si ya es poco recomendable con dientes naturales, aquí tampoco es buena idea.

No descuidar la higiene de la boca y el cepillado después de cada comida. Además de usar cepillo y pasta dentífrica según las indicaciones de tu dentista, conviene usar hilo dental para limpiar correctamente la placa y restos de comida entre los dientes. Es fácil acumular bacterias entre encía y prótesis y, actualmente, existen sedas dentales específicas para prótesis de este tipo. El irrigador puede convertirse también en un ayudante excepcional para tu higiene.

Es fundamental que acudas a las revisiones pautadas por tu dentista. En estas visitas, se revisará el estado global de tu boca y se te indicará posibles recomendaciones. Lo ideal, salvo que se indique lo contrario, es cada seis meses.

 

Cuidar y mantener tus prótesis fijas, como aconsejamos en nuestra clínica dental de A Coruña, corresponde más al sentido común que a unas directrices especiales derivadas de la implantología. No obstante, ante cualquier mínima alteración que notes en tu boca, te recomendamos que pidas cita con nuestros expertos para descartar cualquier problema bucal.