.

Una sonrisa armónica y sana, en la que todas las piezas encajan, es un síntoma de salud que contribuye a mejorar, además, nuestra apariencia. Cuando perdemos uno o varios dientes, nuestra salud oral y nuestro aspecto lo acusan de inmediato. Y es entonces cuando el puzzle se desencaja.

Comprender las consecuencias de la pérdida dental es fundamental para abordar esta cuestión y saber cómo ponerle solución. Desde Clínica de Estética Dental Dr. Plaza, donde somos expertos en Implantología Oral en A Coruña, siempre ponemos el foco en los problemas que se derivan de la pérdida de dientes, mucho más graves de lo que puedas pensar. Te explicamos los más importantes, ¡atento!

Desgaste dental y problemas de masticación

Una de las consecuencias directas de la pérdida dental son los daños inmediatos para las piezas adyacentes. Ante la ausencia de un diente, los alimentos impactan con la encía y pueden dañarla. A su vez, incrementamos la carga masticatoria de los dientes sanos sobre los que se puede producir desgaste.

Movilidad dentaria y acumulación de sarro

Las piezas adyacentes tienden a moverse y a ocupar el hueco que ha quedado libre cuando se produce la pérdida de un diente. Esto altera los contactos interdentales y produce en ellos irregularidades que favorecen la acumulación de alimentos y, con el paso del tiempo, la formación de sarro. Los efectos que esto tiene en salud oral no se hacen esperar: caries y periodontitis son las dos patologías más comunes por acción del sarro y la placa bacteriana.

Pérdida de hueso, problemas digestivos, dificultades en el habla y falta de autoestima

La atrofia del hueso que presta soporte dentario, los problemas digestivos y las alteraciones en la pronunciación como consecuencia de la falta de uno o varios dientes son otros de los efectos de la pérdida dental.

Pero no son los únicos: existen algunos aspectos intangibles, como la pérdida de autoestima en el paciente ante la ausencia de dientes, que también suponen una clara pérdida de calidad de vida.

 

Nunca olvides que recuperar tu sonrisa es recuperar tu vida. Pide cita con tu dentista de confianza en A Coruña ¡y vuelve a vivir!