.

En Clínica de Estética Dental Dr. Plaza, siempre insistimos en la importancia del cuidado dental, pero no podemos olvidarnos de las encías. El sangrado de esta zona tan delicada es uno de los primeros síntomas que nos pone alerta y nos indica que algo no va bien en nuestra sonrisa. De hecho, en muchas ocasiones, este sangrado es la primera señal de gingivitis, una de las enfermedades de las encías más comunes que nuestro expertos en periodoncia en A Coruña se encargan de resolver.

Una sonrisa sana empieza por un cuidado completo de la cavidad oral, tanto dientes como encías, y su higiene está directamente relacionada con la salud de nuestra boca. Para actuar de manera eficaz frente a los primeros síntomas de la gingivitis y otras patologías, te damos unos consejos desde nuestra clínica dental. ¡Toma nota!

Consejos de higiene oral para frenar la gingivitis ante el primer síntoma

Sensibilidad dental, mal sabor de boca, encías que sangran espontáneamente o con el cepillado, inflamación, dolor y, a veces, incluso, presencia de pus. Ante los primeros síntomas de la gingivitis y para evitar una mayor proliferación de las bacterias en el interior de la cavidad oral, conviene actuar de inmediato.

Desde la comodidad de tu casa y antes de acudir a la consulta del dentista, puedes tratar de ponerle freno a esta patología oral ante las primeras sospechas.

  • En primer lugar, se hace imprescindible una buena higiene bucodental, completa y sostenida en el tiempo, no solo como medida puntual para frenar la gingivitis.

    Este compromiso implica lavarse los dientes después de cada comida, empleando seda dental para eliminar los restos de comida de los lugares de más difícil acceso, junto con un colutorio y un dentífrico específico para el cuidado de encías.
    Los cepillos eléctricos pueden ayudarnos a eliminar la placa de forma más eficaz que los manuales, si bien lo que marcará la diferencia en esta rutina oral es nuestra frecuencia y la inclusión de todos los elementos necesarios para una protección completa frente a las bacterias.

  • En segundo lugar, debes revisar tus hábitos. Elimina de tu dieta el alcohol y el azúcar, grandes enemigos de tu sonrisa y muy dañinos para tus encías por favorecer la acumulación de placa. Así mismo, debes abandonar el hábito de fumar. No solo tus dientes, sino que tu salud sistémica también te lo agradecerá.

 

Si, a pesar de la aplicación de estos cuidados, notas que la infección sigue su curso, pide cita con tu dentista en A Coruña para que evalúe tu caso de forma concreta y pueda aplicar el tratamiento que tu sonrisa necesita.