.

Finalizar el tratamiento de ortodoncia es un momento significativo para muchos pacientes, marcando el fin de un proceso hacia una sonrisa más alineada y estética. Sin embargo, este no es el final del proceso de mejora dental. La fase de retención es un paso fundamental para asegurar que los beneficios obtenidos se mantengan a largo plazo. Aquí explicamos qué es la retención en ortodoncia y por qué es importante para preservar tu sonrisa.

Entendiendo la fase de retención

Tras la remoción de los aparatos ortodóncicos, ya sean brackets o alineadores, los dientes tienden a volver a sus posiciones originales debido a la memoria de los tejidos. La fase de retención impide este movimiento, garantizando que la alineación dental se preserve. Durante este periodo, se utilizan dispositivos de retención específicos, diseñados a medida para cada paciente.

Tipos de retenedores

Existen dos tipos principales de retenedores:

– Fijos: compuestos por un alambre fino que se adhiere a la parte posterior de los dientes frontales inferiores o superiores, permaneciendo oculto a la vista.

– Removibles: fabricados a medida de plástico transparente o de una combinación de alambre y acrílico, estos retenedores se pueden retirar para comer y cepillarse los dientes.

Recomendaciones para la retención

– Uso continuo: seguir las indicaciones del ortodoncista sobre cuándo y cuánto tiempo usar el retenedor es esencial.

– Cuidado y limpieza: mantener los retenedores limpios es vital para la salud dental.

– Revisiones regulares: las visitas al dentista permiten ajustar o reemplazar los retenedores si es necesario.

La fase de retención es tan importante como el tratamiento ortodóncico inicial. Asegurar una adherencia adecuada a esta fase es fundamental para disfrutar de una sonrisa perfecta y duradera.

En Clínica de Estética Dental Dr. Plaza, tu dentista de confianza en A Coruña, estamos comprometidos con tu salud y estética dental. No dudes en pedir tu cita si necesitas más información sobre los tratamientos de ortodoncia.